Lunes 20 de Septiembre de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

LOCALES

16 de abril de 2020

RAMALLO, LA EDUCACIÓN EN CRISIS

La angustia de las familias ramallenses al no contar con las herramientas para la educación de sus hijos

Los docentes son los que luchan cada día para tirar hacia adelante un sistema educativo obsoleto. La crisis sanitaria, social y económica que estamos viviendo a nivel global no hace más que poner de manifiesto las carencias que nuestro sistema siempre ha presentado pero que ahora se hacen más patentes.

Los maestros prácticamente están en disponibilidad las 24 horas, y tuvieron que afianzarse en las nuevas tecnologías de la noche a la mañana.

Esta situación abre muchas incógnitas. ¿Alguien se ha parado a pensar que la educación a nivel estatal no está preparada para tal desafío?

Ya que en las aulas se sigue trabajando con fichas, con cuadernos, con libros, sin tecnología. No se ha dotado a los docentes ni a los alumnos de herramientas ni de formaciones para poder generar este cambio tan necesario. Y ahora es preciso realizarlo deprisa y corriendo porque los chicos “no pueden perder” tres meses de clase.

Hablemos de los protagonistas de todo esto: los chicos. ¿Qué situación tienen en sus casas? ¿Se encontrarán bien? ¿Habrán sufrido alguna pérdida? ¿Su familia seguirá trabajando pese al riesgo a contagiarse? ¿Tendrán computadora, Tablet, celular o conexión a internet? ¿Tendrán disponibilidad de útiles escolares? ¿Tendrán, acaso, las necesidades básicas cubiertas?

Estamos viviendo un momento que formará parte de nuestra historia. Es una situación excepcional y hay que actuar acorde a ello. No podemos pretender que aquí no ha pasado nada y que las clases van a seguir con toda normalidad, pero virtualmente.  Las familias se sienten agobiadas con las tareas escolares y algunas preocupadas por su propia escases de recursos, y es aquí donde se hace más evidente la brecha social y el reparto desigual de los recursos lo que lleva a generar distancia en los niños y niñas más desfavorecidos.

La escuela pública garantiza la equidad y la calidad de la enseñanza, pero en estas condiciones, es difícil hacerlo.

Las docentes están al pie del cañón, proponiendo actividades para mantener el rendimiento cognitivo de los alumnos, que se sientan acompañados en estos días de soledad, miedo e incerteza.

Pero no pueden con la angustia que rodea a muchas familias ramallenses que a la falta de recursos económicos se suma el no contar con útiles escolares para sus hijos, no contar con crédito en sus celulares o que en muchos hogares tienen un solo equipo de telefonía para la familia y el uso de las teleclases o simplemente no lo poseen .

Esto nos lleva a pensar que cuanto alivio podrían a ver tenido las familias si el estado nacional hubiera continuado con la entrega de equipos informáticos, sumado a esto la entrega de útiles (hojas, cuadernos, carpetas, lápices, etc.) que realizaba el gobierno local y la extensión de la red de WiFi municipal en los barrios del distrito.

En la tarde de hoy, llego información a nuestro medio que por las cuestiones que relatamos anteriormente, los directivos de las diferentes escuelas han decidido plantearle la situación y su preocupación al Subsecretario de Educación municipal además de solicitarle al mismo la entrega de insumos escolares.

Hay escuelas de nuestro partido que están realizando campañas de recolección de elementos escolares para ayudar a las familias y evitar el atraso de la continuidad pedagógica de los alumnos.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!