Jueves 24 de Junio de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

NACIONALES

5 de febrero de 2020

Terminó el secundario a los 34 años y ahora es médica en Alemania

Alejandra Grippaldi es una marplatense madre de tres niños. Solventó sus estudios con su peluquería y cuando se recibió vendió todo y se fue a vivir a Europa. Con una familia y su propio empleo, decidió dar un vuelco a su vida y demostrar que nunca es tarde para empezar de nuevo

Tras concluir sus estudios secundarios, Alejandra comenzó a cursar la carrera de Fonoaudiología y luego Medicina. Finalmente, se recibió de médica y actualmente vive en Alemania, donde ejerce su nueva profesión.

Según contó a Cadena 3, dejó la escuela en el primer año de secundaria y abandonó el estudio.  "Me fue muy bien con mi peluquería; no me puedo quejar, me dio muchas cosas y tomé un curso para la empresa L'Oreal de gerenciamiento de Spa y me surgió el deseo de aprender algo más que no sea peluquería. No me veía jubilada de peluquera, tuve que renegar mucho con negocios, empleados, pasé otras circunstancias y decidí ir a una escuela para adultos en Mar del Plata y terminé en cuatro años el secundario", repasó.

A los 18 años, jamás pensó que iba a ser médica. Incluso, le costó mucho terminar el secundario. "Rendí cuatro veces mal matemáticas y cuando rendí bien dije: 'busco una carrera'. Yo me había vuelto a casar y hablé con mi ex marido y entre las posibilidades que había en Mar del Plata no estaba Medicina; estaba Fonoaudiología en una universidad privada y ahí sí me enamoré de la anatomía. Teníamos anatomía de cabeza y cuello y un profesor me dice que se abría la carrera de medicina al año siguiente y una semana después se ve que él habló con alguien de la universidad y la universidad me ofreció hacer el ingreso a medicina y si yo mantenía las notas y rendía todo en Fonoaudiología ellos me iban a becar la carrera", relató.

Pese a todos los temores de arrancar una nueva carrera trabajando, el deseo de progresar la llevó a seguir hacia adelante. "Cuando uno tiene el deseo de mejorar y progresar toma la decisión y cuando uno la toma no queda otra que seguir remando, hubo situaciones que dije cómo lo hice. A mí me sorprende cómo se sorprende la gente de mí", destacó Alejandra. 

En el último año de la carrera de medicina la universidad le permitía elegir hacer una rotación en el extranjero y motivada por la idea de ir a Suiza, Alejandra empezó a estudiar alemán con una profesora particular. "Desde tercer año tenía la idea de irme a otro país. Primero pensé en ir a Suiza y no conseguí la rotación y tenía una prima en Londres así que conseguí una rotación para ir a un hospital de ahí", recordó.

Primero, con el dinero que consiguió tras alquilar su casa durante el verano, hizo su rotación en Londres durante dos meses, donde tuvo como profesor a uno de los mejores cirujanos del mundo. Fue así como volvió a la Argentina convencida de querer vivir en el extranjero y por el consejo y ayuda de varios conocidos eligió Alemania como destino. Vendió todos sus bienes en Argentina para juntar dinero y desde el 11 de mayo de 2016 vive en Dusseldorf.

"Acá se valora la edad: no hay límites de edad para empezar la residencia y eso fue decisivo para venir", dijo, comparando lo que ocurre en nuestro país, en donde  no iba a poder realizar una residencia como cirujana porque tiene 46 años y la edad mínima es hasta los 36 o 40. "Sabía que en Argentina no lo iba a poder hacer. Hace un mes rendí mi último examen para tener mi título y recibirme de médica", valoró.

 

Claro que, en su camino profesional no faltaron el esfuerzo, la perseverancia y los fallidos. "Estuve un año entero en una escuela de alemán y desaprobé dos veces mi examen antes de aprobar", puso como ejemplo Alejandra en la entrevista con Miguel Clariá, por Cadena 3. 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!